Onycosolve ejercicios de los músculos

Ya entonces el corazón me funcione con menos de un treinta por ciento de la potencia, y que me larga, feliz y saludable futuro Onycosolve, incluso no esperaba. “Pero, puede ser, y sin esto”, pensé entonces, no sólo debido a la duración, el tiempo restante, pero, sobre todo, debido a la forma en que me iré. Hasta ahora yo pensaba que mi corazón simplemente en algún momento dejará de latir, y me voy Onycosolve a salir y me voy en silencio y sin dolor. Pero el cáncer de pulmón no trae esta ya directamente en el extremo opuesto de la agonía y el sufrimiento.

Dio las gracias Onycosolve

Yo a un médico, se dio la vuelta, sus cosas y regresó a serbia. Yo pensaba que si ya que él iba a morir, que es, por lo menos, en un país Onycosolve donde nací y de la que más me gusta a mi.

OnycosolveNo tenía deseo de luchar. Yo estaba atado, como sólo escuché que tengo para los enemigos. Me Onycosolve sentía sin fuerzas y sin armas para luchar contra el cáncer. Pedí yo el dios único que para mí rápidamente recoger, para no ir en el tormento. Para detener mi corazón débil y que era.

Pero dios, al parecer, tenía otros planes para mí. Dios envió a alguien a mi viejo amigo, mi “amor”. Aquellos, ¿quién eres tú, cuando has llegado a mí en el apartamento Onycosolve sin palabras levantó las persianas y se acercó a mí, me agarró y le dijo: “Levántate!

No me importa lo que tú piensas acerca de este. Sólo levántate!” Tú me obligó a luchar con él, dijo que no tiene intención de permitir que de morir de cáncer, dijo, que te necesito aún estos años, ¿cuánto de mí, el corazón me permite no darse por vencido sin luchar Onycosolve. Tú me has mostrado, como y con que luchar. Dijo que es fácil, y t es suficiente.

De ocho años de edad. Sin cirugía, sin quimioterapia, sin los tratamientos experimentales. Aquí estoy, y, además, no tiene posibilidades Onycosolve de que ellos me daban. No quiero decir que esta lucha con el cáncer fue fácil; en ningún caso, no fue fácil. Tres meses de tratamiento, el sueño y casi dos terceras partes del tiempo – la lucha seria.

Aquí estoy después Onycosolve

Pero después de tres meses todo ha cambiado – el cáncer no se ha hecho, que redondea la fecha en el calendario, y de nuevo fue mi corazón. ¿Por qué quiero públicamente leer la carta?

Es importante Onycosolve para mí, porque siento que esta carta puede ser a alguien es que a mí en aquel día, cuando él vino a mi apartamento hace ocho años; lo que es ser alguien que se de alguien que se ha rendido en la lucha contra el cáncer de coger y decir: “Levántate! Levántate y дерись! Se levanta a los pies, apretar los puños, muerde la bala y la lucha por la vida; y por ti y por todos aquellos que su vida es importante. Después de todo, él está luchando por su país, de los pobres, y, un país en el Onycosolve que cada vida es importante, donde significa cada madre, cada padre, cada hermano y cada hermana”.

Encontrar aliados; los médicos, los amigos, las buenas intenciones cada persona, cada aliado es bienvenido. Encontrar su arma. Lo encontré; en realidad lo encontré, y yo nunca supe ni como, ni donde la he encontrado, y como él estaba tan seguro. Que esto concretamente, que sea para mí; yo no puedo y no quiero asumir la responsabilidad de que se trata de Onycosolve alguien que escucha y mira aceptar el consejo; y esto no todo el mundo está disponible; no así, ¿por qué su branca.

Pero, y sin uno de sus, incluso si ellos Onycosolve mismos no se dan, porque estoy profundamente convencido de que muy pocas situaciones en la vida, y que un poco de la situación en la lucha contra el cáncer y no tiene ninguna solución, y no tiene ningún tipo de armas. De encontrar. Estás buscando. Pero recuerda: sólo el arma, el medicamento, sin voluntad no significa nada. Si yo hubiera vivido y ha vencido el cáncer, yo Onycosolve, con su principal enfermedad grave, esto puede ser para casi todos.